Cada año nos sorprende escuchar que Alberto, Ana, Katrina o Luís han arrasado una zona del planeta. Es como si una persona hubiera pasado por un país destrozando todo a su paso. En más de una ocasión me han preguntado el porque de algunos de esos nombres o si siempre tienen nombre femenino, debe ser porque en la región del Atlántico, los huracanes con nombre de mujer siempre han sido más devastadores.watch movie Sleepless 2017 now

El huracán Katrina en el golfo de México el 29 de agosto de 2005.

El huracán Katrina en el golfo de México el 29 de agosto de 2005.

Hace tiempo, los meteorólogos se dieron cuenta, que poner nombre a los huracanes, facilita bastante su trabajo sobre todo a la hora de recordar como fue el fenómeno,  pero también para evitar confusiones con la información recibida de dos huracanes que puedan estar ocurriendo de manera simultánea. Esta práctica la puso en marcha el Centro Nacional de Huracanes en 1950, acordando antes del arranque de la temporada, cual serían los nombres que iban a formar parte de la lista siguiendo un orden alfabético. Al principio, cuando se empezó a utilizar este sistema, las tormentas que se formaban tenían el mismo nombre todos los años. Able, Baker, Charlie y así sucesivamente hasta llegar a la Z. Al año siguiente los mismos protagonistas de nuevo y además todos con nombre masculino, curioso.

Huracán Isabel visto desde la estación espacial internacional el 13 de septiembre de 2003

Huracán Isabel visto desde la estación espacial internacional el 13 de septiembre de 2003

En 1953, para evitar tanta repetición, y quien sabe si por algo más, se reviso el método y se introdujeron nombres femeninos, de manera muy similar a la nomenclatura utilizada por la marina, que nombraba las tormentas con nombres femeninos, de la misma manera que muchos de sus barcos llevaban nombre de mujer. En 1979, se reviso el sistema una vez más para incluir nombres tanto femeninos como masculinos en la misma proporción. Un año se empezaría con nombre femenino y otro con nombre masculino y así de manera alternativa.

Trayectoria de huracanes en el Atlántico desde 1985 hasta 2010

Trayectoria de huracanes en el Atlántico desde 1985 hasta 2010

Hoy en día, existen 6 listas de nombres que van rotando, bajo la supervisión de la Organización Meteorológica Mundiallo que quiere decir, que la lista que se use este año 2015 en principio se volverá a utilizar en 2021. Eso si, a los huracanes malos, los devastadores, se les retira el nombre de la lista de convocados. Creo que todos recordáis a Katrina, uno de los huracanes más devastadores de la historia que asoló la ciudad de Nueva Orleans y causo cerca de 2000 víctimas mortales y mas de cien mil millones de euros en daños. Pues bien, ese nombre dulce de mujer, no lo volveréis a escuchar más cuando se forme un huracán en el Atlántico.

Lista de nombres de tormentas en el Atlántico para este año 2015.La temporada arranca oficialmente el 1 de junio.

Lista de nombres de tormentas en el Atlántico para este año 2015.La temporada arranca oficialmente el 1 de junio.

¿Pero que pasa si un año se forman muchos huracanes y se acaban los nombres elegidos de la A a la Z? Eso precisamente ocurrió no hace mucho, en 2005, el año con mayor número de huracanes en el Atlántico desde que se tiene registros oficiales. Se formaron 31 depresiones tropicales, de las cuales 15 llegaron a categoría de huracán y de esos 15 huracanes, 7 fueron intensos. Se acabaron las letras del abecedario y se tuvieron que emplear 6 palabras griegas. Hasta en España vivimos el paso de dos fenómenos tropicales ese año, la tormenta tropical Delta, que el 28 de noviembre de 2005 paso muy cerca de Canarias, y el ciclón tropical Vince, que el 11 de octubre del mismo año entro por Cádiz, convirtiéndose en el primer fenómeno de ese tipo en afectar a España desde 1842.

Trayectoria de la tormenta tropical Delta en noviembre de 2005.

Trayectoria de la tormenta tropical Delta en noviembre de 2005. Se observa lo cerca que paso de las islas Canarias, que sufrieron numerosos desperfectos y varias víctimas mortales.

Este año las predicciones apuntan a que será un año de pocos huracanes en la región del Atlántico, aunque sabiendo como es está siempre incierta ciencia de la meteorología, quien sabe si tendremos alguna sorpresa.