Muchos de los que estáis preparando las maletas para cruzar el charco hacia algún destino del Caribe o del sur y este de Estados Unidos os alegraréis de leer este post. Quedan dos meses y medio para que oficialmente termine la temporada de huracanes 2015 en el Atlántico. Cuando arrancó el 1 de junio, ya adelantamos que iba a ser menos activa de lo normal y de momento se esta cumpliendo con creces.

La tormenta tropical Ana frente a las costas de Carolina del Sur el 10 de mayo de 2015

La tormenta tropical Ana frente a las costas de Carolina del Sur el 10 de mayo de 2015

Las predicciones de cómo será una temporada de huracanes concreta se empiezan a hacer meses antes de su inicio, pero luego se van actualizando incluso una vez iniciada. Los últimos cálculos han elevado de un 70% a un 90% que está será una temporada floja debido sobre todo a la presencia del El Niño en el Pacífico. Aún así nos se descarta que aparezca algún huracán de mayor o menor intensidad de aquí al 30 de noviembre cuando finalice.

Trayectoria de Ana, Bill y Claudette esta temporada de huracanes 2015.

Trayectoria de Ana, Bill y Claudette esta temporada de huracanes 2015.

De momento este es el arranque mas flojo desde 1970 y solo se han registrado tres tormentas tropicales. Ana se formo pronto y dejó tarjeta de visita en el estado de Carolina del Sur en mayo. Bill toco tierra en la costa de Texas en Junio y Claudette se formo frente las costas de Carolina del Norte en Julio y puso rumbo a mar abierto en Julio. Una temporada afortunadamente para los habitantes de la región, de momento más que descafeinada.

Los meteorólogos atribuyen esta escasa actividad tropical en el Atlántico a tres factores principales:

  • Un El Niño cada vez más intenso que va camino de convertirse en uno de los más potentes desde que hay registros de temperatura de la superficie del mar, y que aún estará presente hasta principios de 2016.
  • Una condiciones atmosféricas poco favorables para el desarrollo de grandes tormentas debido a una fuerte cizalladura de viento en altura y a amplias zonas de subsidencia en el Atlántico tropical. Una situación que tendrá continuidad durante los próximos meses.
  • Temperaturas del mar que a diferencia del Pacífico, son bastante más bajas, lo que se traduce en una menor cantidad de energía para alimentar las tormentas que se forman en la zona.
Anomalías de la temperatura de la superficie del mar el 14 de agosto de 2015

Anomalías de la temperatura de la superficie del mar el 13 de agosto de 2015

Este año El Niño ha dado un respiro a los habitantes de la región del Caribe, Centro América y Estados Unidos, pero, después del El Niño suele llegar La Niña, un enfriamiento de las aguas del Pacífico que habitualmente coincide con una temporada de huracanes más activa en la región del Atlántico. Eso como pronto será ya dentro de un año, pero, aunque el Atlántico duerme tranquilo, este histórico El Niño de 2015 nos va a dar mucho de que hablar y teclear a los meteorólogos durante los próximos meses.