Alguna vez habréis notado ese olor a tierra que produce la lluvia, especialmente en verano cuando el suelo está como una sartén al fuego y las gotas prácticamente se evaporan antes de caer del todo. Parece mentira, pero hasta ahora no existía una explicación clara de porque se produce este agradable aroma. Un grupo de investigación del Massachusetts Institute of Technology, acaba de desvelar los detalles de este complejo proceso que a primera vista parecía más sencillo de explicar.

Gotas de agua cayendo sobre una superficie de tierra. Al impactar inyectan aerosoles en el aire que aportan ese inconfundible olor a lluvia.

Gotas de agua cayendo sobre una superficie de tierra. Al impactar con el suelo inyectan aerosoles en el aire que aportan ese inconfundible olor a lluvia.

Cuando las gotas de agua caen sobre una superficie porosa, atrapan diminutas burbujas de aire que contienen pequeñas partículas, posteriormente, estas salen disparadas hacia arriba para mezclarse con el aire. Técnicamente, estas partículas se llaman aerosoles, y son las responsables de transportar sustancias aromáticas y mezclarlas con el aire que nos rodea, junto con bacterias y virus procedentes de la superficie.Watch Full Movie Streaming Online and Download

El estudio también revela que no todas las superficies e intensidades de lluvia son propicias para generar este tipo de aerosoles. Por ejemplo, ante un episodio de lluvia fuerte, la producción de aerosoles de esta naturaleza disminuye debido a que el exceso de gotas de agua los destruye, simplemente porque se produce una continua colisión como si de múltiples misiles se tratara. La generación de estás aromáticas partículas, tampoco parece funcionar si la lluvia cae sobre una superficie de arena.

Proceso de formación de aerosoles tras el impacto de una gota sobre una superficie porosa.

Proceso de formación de aerosoles tras el impacto de una gota sobre una superficie porosa.

Con anterioridad a este estudio, otro de un equipo de científicos Australianos, relacionaba el olor a lluvia, con la liberación de una serie de aceites de ciertas especies de plantas y de unas sustancias químicas de origen bacteriano. A este peculiar olor producido por la lluvia, lo habían bautizado con el nombre de ¨petrichor¨.

Lo cierto, es que los dos estudios se complementan y han ayudado a entender mejor el porque de ese inconfundible olor a lluvia que a muchos nos agrada, sobre todo cuando estamos deseando que llueva.Logan movie

En un futuro, este tipo de estudios que relacionan la lluvia con el olor del aire y con el transporte de virus y bacterias, podría ayudar a explicar la propagación de ciertas enfermedades infecciosas que se producen con cierta frecuencia en algunas zonas del mundo.