El Niño lleva de protagonista desde el pasado verano y últimamente parece ser el responsable de todos los males que se registran en la tierra. Cierto que es uno de los más intensos que hemos tenido y que ha revolucionado la meteorología de muchos rincones del planeta pero, ¿hasta el punto de estar relacionado con la rápida propagación del virus Zika? Los científicos que se dedican a investigar la relación entre la propagación de enfermedades infecciosas y factores medioambientales varios dicen que posiblemente si.

Actual

Mapa de las zonas por las que se ha propagado el virus Zika. Elaborado el 26 de enero de 2016.

El calentamiento de las aguas del Pacífico ecuatorial asociado con El Niño, suele provocar cambios importantes en la meteorología que viven en algunas zonas de Sudamérica. Un aumento de las temperaturas y de la precipitación, son algunos de los patrones climatológicos que ya se han registrado durante los últimos meses en zonas de Brasil, Argentina, Paraguay, Uruguay, Argentina, Perú o Ecuador. Un ambiente más cálido y húmedo, favorece el aumento de las poblaciones de mosquitos y por consiguiente las enfermedades que transmiten, pueden extenderse con mayor facilidad.

Map on left shows how the average temperature during the last 90 days is different from the average temperature of the same 90 days from 1981 to 2010. On the right, the rate of precipitation during the last 90 days is compared to the rate from the same period from 1981 to 2010.

Anomalías de temperatura (izquierda) y precipitación (derecha) durante los últimos 3 meses respecto a los mismos días del periodo 1981 a 2010. En amplias zonas de Sudamérica aparecen temperaturas y precipitaciones mayores de lo habitual.

Desde finales de 2015 la lluvia y las elevadas temperaturas han sido habituales en zonas de Uruguay, Brasil y Paraguay, lugares donde la gran cantidad de agua estancada en charcos, piscinas, embarcaciones, etc … se ha convertido en una auténtica fabrica de mosquitos capaces de propagar el virus Zika, pero también otras enfermedades como el Dengue o Chikungunya.

Anomalía de la temperatura

Anomalía de la temperatura de la superficie del mar el 28 de enero de 2016. El Niño sigue muy presente en el Pacífico.

Por otra parte, las elevadas temperaturas, no solo en las zonas de reproducción del mosquito, pero también en otras cálidas no necesariamente lluviosas, favorecen la propagación de la enfermedad más allá de zonas puramente tropicales o incluso a zonas más secas. Cuando hace más calor, los mosquitos se reproducen mejor y pican más, además la temporada se puede alargar aumentando por lo tanto la población de los mismos.

El Niño ha creado las condiciones ambientales idóneas para que este año el temido virus Zika se propague con mayor facilidad. La Organización Mundial de la Salud ha advertido esta semana, que la propagación puede continuar mientras se sigan produciendo las anomalías climatológicas que esta provocando este intenso El Niño.

Global Aedes aegypti predicted distribution. The map depicts the probability of occurrence (blue=none, red=highest occurrence).

Predicción global de la probabilidad de distribución del Aedes aegypti, un mosquito capaz de propagar no solo el Zika, sino también el dengue, la chikungunya y la fiebre amarilla. Los colores rojos indican mayor probabilidad, los azules escasa o ninguna.

De momento las zonas más afectadas por el Zika se encuentran en regiones tropicales o en aquellas extra-tropicales donde están en verano como es el caso de Sudamérica. A medida que nos acerquemos al verano en el hemisferio norte y las temperaturas empiecen a subir, la propagación del Zika en otros países aún no afectados podría aumentar, especialmente si las precipitaciones durante los meses previos, como está ocurriendo por ejemplo en el sur de Estados Unidos, son más abundantes de lo habitual.